PAISAJES DEL ESTADO DE PUEBLA

Galería de imágenes:
ESTE ES EL POPOCATEPETL, EL PAISAJE MAS SIGNIFICATIVO DE MEXICO HOJALA LES INTERESE NUESTRO TEMA
Cuaderno digital: 

La división política del país, caprichosa por antonomasia, permitió al estado de Puebla contar con todos los climas y paisajes. Un recorrido por su territorio lo lleva a uno a través de lugares fantásticos. Vale la pena, por ejemplo, ir al sur, en  la colindancia con Oaxaca y Guerrero, donde encontraremos repliegues montañosos absolutamente carentes de vegetación; parecería que se está en alguno de los desiertos africanos, pero a poco empiezan a multiplicarse los cactos, primero unos como cirios enormes que algún gigante devoto hubiera ofrendado a las deidades de la montaña; y luego otros de muchos brazos, parecidos a grandes candelabros, a veces floridos, pero el mayor tiempo muy verdes; sólo cuando uno se asoma al fondo de las barrancas, por donde corren escuálidos arroyos apenas perceptibles, es notoria la diferencia; con el vital líquido se nutren infinidad de plantas, pero apenas arrimadas a las riberas en franjas muy angostas: son rebosantes papayos, zapotes, aguacates, plátanos y otatales. De pronto, esa semiaridez se llena con los llamativos penachos de los cañaverales, cuya presencia se denota mucho antes por el humo de los chacuacos de los múltiples ingenios.

 

El altiplano central comprende las regiones de Cholula y Puebla, y está delimitado por las altas montañas, principalmente por los volcanes Popocatépetl, Iztaccíhuatl, la Malinche, el Pinal, el Tintero y el enorme Pico de Orizaba o Citlaltépetl, cuya cima se ubica dentro de los límites poblanos. A pesar de la depredación intensa, sobreviven enormes áreas de bosques, interrumpidas por zonas de labor, como en las inmediaciones de Chalchicomula, donde se encuentran unos conos volcánicos invertidos, llamados ajalapascos, generalmente llenos de agua, que son un gran atractivo, como el de Tecuitlapa, con todo y una diminuta isla en el cráter, o el de Aljojuca, de buenas proporciones. Más hacia el este la laguna insalubre de Alchichica hace resaltar los izotes que abundan en sus riberas. En las estribaciones de esas  altas montañas que-dan pequeños depósitos de agua que se alimentan con  infinidad de arroyos e hilos de agua y resaltan los paisajes boscosos.

 

La Sierra Norte comprende una enorme región de variados climas. Hacia la zona de Zacatlán la erosión ha producido un sitio de extrañas formaciones rocosas conocido como Piedras Encimadas, un pequeño cañón muy agradable a la vista. La gigantesca represa de Necaxa es un vaso que se derrama para la formación y engrosamiento de varios ríos caudalosos, cuyas aguas riegan extensas llanuras, conformadas entre las fragosidades geológicas.

 

Como se puede ver, Puebla es desierto, bosque y selva; comunicación continua de ecosistemas variados y contrastantes, siempre ofreciendo una enorme gama de sorpresas.

 

 

 

 

 

Autores: 
Enrique Barrios Sosa, Juan manuel Jimenez morales, Eduardo Gonzales Babines, Raul Nicolas Rendon, Manuel Ferrer vazquez, Juan Pablo Meneces Garcia, Freddy Issac Ortiz Rodriguez, Enrique Eder Martinez Maldonado.
Centro educativo: 
Telesecundaria 82
Clase: 
eternal dark nes
Javascript presenta este mapa

Fichas relacionadas