EL MOHÁN

Galería de imágenes:
Hola compañeros Les invito a conocer este mito tipico de nuestro rio Magdalena, figura protectora de los rios y de las aguas.
Cuaderno digital: 

El Mohán o Muan es el dueño de los ríos y de la aguas; hay quienes creen que es el oso de Santa Rosa o el tigre de Yarumal, animales que fueron muertos por cazadores transformándose el primero en un sacristán y el segundo en un hombre desconocido que vive en las aguas del Magdalena cubierto con un manto blanco y jugando con las canoas de los pescadores a los cuales hace constantes travesuras para evitarles la pesca; cuando esta furioso provoca inundaciones.

 

Otros dicen  que es un hombrecito desnudo y pelado, salvo la cabeza que está cubierta con largos cabellos color de musgo que lo hacen parecer a un animal de monte, pero es un humano que siempre vive en el agua, en la que es muy escurridizo; gusta fumar tabaco y comer el pescado con sal; su mayor deleite es hacer pilatunas a los pescadores.

 

Acostumbra robar las niñas de quienes viven cerca de los ríos  y  tiene fama de `mujeriego`; son muchas las esposas de los pescadores robadas  por el mohán  y nadie ha podido seguirles el rastro, ni saber que hace con ellas; hay quienes dicen que a los pocos días  de llevárselas, las mata, les saca los huesos y  con ellos hace candela para calentarse en la cueva donde vive con los espíritus de sus victimas; cuando esta furioso hace de las suyas con los pescadores y casi siempre los hace ahogar.

 

En alguna ocasión hizo muchas maldades a los pescadores, hasta el punto de que en plena subienda nada pescaron y optaron por pagar bien a quien lo cogiera; al poco tiempo un forastero se apareció con el: era un hombrecito peludo que venia muy bien amarrado y con freno de cobre en la boca; entre el hombrecito, que no era otro que el Mohán, y los pescadores firmaron un convenio en el que el hombre de las aguas se comprometió a no molestarlos tanto, siempre y cuando que en las atarrayas colocaran un cobre que le sirviera como recuerdo; en caso contrario quedaba sin validez el compromiso.

 

Para que el Mohán se maneje bien y haya muy buena cogida de pescado, es indispensable dejar en las orillas de los ríos y de las quebradas y en los lugares donde  se sabe que acostumbra permanecer, unos buenos tabacos y  un poco de sal.

 

 

Autores: 
VANESA MOLINA, JOHANA MAJUB Y ALEXANDRA VILLANUEVA GRADO 9A
Clase: 
Fundadores
Centro educativo: 
institución educativa Ramón Bueno
AdjuntoTamaño
420199_mohan.gif
mohan.gif
13.26 KB

Fichas relacionadas